martes, 20 de octubre de 2009

Microclimas

Debido a un defectuoso sistema de calefacción, la oficina creaba diferentes microclimas. Unas salas eran calientes como el Sahara, otras frías como el Polo, en otras la ventisca hacía imposible cualquier clase de permanencia.

Así que, no hubo más remedio, los empleados acabaron creando subespecies para adaptarse y salir adelante.

En las salas cálidas, subidos a las mesas, colgados de las ventanas, o tras las plantas más frondosas de las macetas, se podía observar a los empleados de más bajo extracto, hablando de fútbol y realities, y de ex mujeres de toreros. En las salas más gélidas, gordos jefes de generosas papadas y gruesas capas de grasa corporal y viejas morsas secretarias sobrevivían a zarpazos para llegar a lo más alto de su aislado iceberg.

Por su parte, arrastrados como serpientes, los empleados ambiciosos y advenedizos esperaban pacientemente a sus presas. Otros, menos subterticios, atacaban con sus abiertas mandíbulas a los compañeros indefensos y borreguiles que cruzaban en manadas el pasillo hasta la máquina de café. La lucha no daba tregua, se trataba de la supervivencia laboral. Todo o nada. La vida o la muerte. La oficina o la calle.

21 comentarios:

Señorita Puri dijo...

La oficina vista Con ojos de Sahara.

Serafina dijo...

¡Cómo me gusta leerte!
¿Hay ya algo editado? Ya estoy pensando en los regalos de Navidad y una selección de lo mejor de Sara me parece genial para despertar las mentes adormiladas.

Un besazo

Möbius el Crononauta dijo...

Esto hay que leerlo con voz de Felix Rodriguez de la Fuente.

El jefe de ventas abejaruco...

saroide dijo...

_Srta.: calla, calla, que mi madre, que se llama Sara, aparece como Sahara en su partida de nacimiento por un error. Poco nos separa... o sepahara.

_Serafina: ¡Gracias, Guapa!! Ojalá algún día pueda hacer algo consistente para editar. ¡Si lo hago, te lo regalo!:)

_Möbius: jajajaa, ¡le pega todo!

Perla del Turia dijo...

Qué enorme post, Saroide. Aparte de que has captado un problema social que en el futuro alimentará sesudos reportajes de investigación (el maligno aire acondicionado en las oficinas), lo llevas más allá y hacia algo más próximo a la realidad de lo que uno pudiera pensar... Yo, en esa selva, me pido ser koala. ;)

saroide dijo...

_Perla: qué gracia, a veces yo quiero ser un koala; tan ceporrillo y tranquilo, sin problemas más allá de qué rama de eucalipto comer... ¡Te haré compañía en tu árbol!

Rembrandt dijo...

Que buena descripción has realizado de una oficina cualquiera en cualquier lugar del mundo. Los personajes tal cual , no tienen desperdicio jajaja.

Besos desde el Sur y me encantó una vez más leerte, cada día mejor tú.

REM

BUENAS NOTICIAS dijo...

Querida Saroide, creo que ha llegado el momento de que cambies de curro, jajajajaja. Genial. Como siempre, tu imaginación me rechifla!!! Besos, preciosa.

saroide dijo...

_Rembrandt: Tiene algo de real esa oficina, ¿verdad? :) ¡Y de nuevo, gracias por el cumplido!

_Buenas Noticias: ¡Gracias a ti también! Y tranqui, es mi curro... y no lo es. La parte más real en mi caso es lo de los cambios de temperatura, ¡es horrible, estamos todos malos desde principios de otoño!

Anónimo dijo...

Joooooo!!!!!os quejáis de vicio, creo yo , jejejejeje, vosotr@s al menos trabajáis bajo cuatro paredes de oficina y, para bien o para mal, disponéis de calefacción/aire acondicionado y sin fin de comodidades...pero ¿¿¿y yo???Soy profe de Educación Física, trabajo en Almería un montón de horas a pleno sol; con viento; lluvia poca jejeje; muchísimo calor y humedad a rabiar; constantemente expuesta a los cancerígenos UVA y no me quejo tanto, eh???...jejejejejeje.
Voy a tener que evolucionar, metamorfosearme para sobrevivir a las condiciones climatológicas...jejejejeje o moriré un día de éstos, en mis pistas deportivas, rodeada de mis estupefactos alumnos/as que gritarán:" Señooooo, Señoooooo, la Seño a muerto, ya no tenemos Señoooooooooo, yupiiiiiiii, recreooooo, recreooooo" y en mi último atisbo de vida, alzaré mi moribunda mirada hacia mis niños/as y exhalando mi último aliento les diré:"joder, queréis llamar al 061 de una vez?????o estáis todos/as suspendidos!!!!" jajajajajajaja.
...Mis últimas palabras se las llevará el viento almeriense; ese viento que te cala, que te corta, que te resfría una y otra vez...ese viento que no es el aire acondicionado ni la calefacción que disfrutáis en vuestra CÓMODA mesita CÓMODA, con conexión a Internet y máquina de café....
...¡¡¡QUEJICAS, DESCASTADOS!!!! ¡¡¡EN EL PATIO, CON MIS NIÑOS Y NIÑAS, HAGA SOL, VIENTO O LLUVIA, AHÍ OS QUERRÍA VER YO!!!!JEJEJEJEJEJJE...
:)
(Y no me quejo eh??? jejejjeje. Adoro mi trabajo, mis pistas deportivas y mis niños/as...me fascina la docencia; creo que -hoy por hoy- es de lo poco en lo que creo y por lo que me gusta luchar...)
Saludos a todos/as y un abrazo para ti, Sara. Siempre que estoy tristona y te leo, esbozas en mí una sonrisa...y es muy de agradecer :)

Anónimo dijo...

Joooooo!!!!!os quejáis de vicio, creo yo , jejejejeje, vosotr@s al menos trabajáis bajo cuatro paredes de oficina y, para bien o para mal, disponéis de calefacción/aire acondicionado y sin fin de comodidades...pero ¿¿¿y yo???Soy profe de Educación Física, trabajo en Almería un montón de horas a pleno sol; con viento; lluvia poca jejeje; muchísimo calor y humedad a rabiar; constantemente expuesta a los cancerígenos UVA y no me quejo tanto, eh???...jejejejejeje.
Voy a tener que evolucionar, metamorfosearme para sobrevivir a las condiciones climatológicas...jejejejeje o moriré un día de éstos, en mis pistas deportivas, rodeada de mis estupefactos alumnos/as que gritarán:" Señooooo, Señoooooo, la Seño a muerto, ya no tenemos Señoooooooooo, yupiiiiiiii, recreooooo, recreooooo" y en mi último atisbo de vida, alzaré mi moribunda mirada hacia mis niños/as y exhalando mi último aliento les diré:"joder, queréis llamar al 061 de una vez?????o estáis todos/as suspendidos!!!!" jajajajajajaja.
...Mis últimas palabras se las llevará el viento almeriense; ese viento que te cala, que te corta, que te resfría una y otra vez...ese viento que no es el aire acondicionado ni la calefacción que disfrutáis en vuestra CÓMODA mesita CÓMODA, con conexión a Internet y máquina de café....
...¡¡¡QUEJICAS, DESCASTADOS!!!! ¡¡¡EN EL PATIO, CON MIS NIÑOS Y NIÑAS, HAGA SOL, VIENTO O LLUVIA, AHÍ OS QUERRÍA VER YO!!!!JEJEJEJEJEJJE...
:)
(Y no me quejo eh??? jejejjeje. Adoro mi trabajo, mis pistas deportivas y mis niños/as...me fascina la docencia; creo que -hoy por hoy- es de lo poco en lo que creo y por lo que me gusta luchar...)
Saludos a todos/as y un abrazo para ti, Sara. Siempre que estoy tristona y te leo, esbozas en mí una sonrisa...y es muy de agradecer :)

saroide dijo...

_Anónim@: ¡hola!!! Y gracias por comentar, que así sé que estás por ahí, y me hace mucha ilusión que vengas a visitarme.
Lo que me he reído con tu comentario. Es verdad, los oficinísticos nos quejamos de vicio (aunque piensa también en lo poco natural de estar en una oficina, mientras fuera sale y se pone el sol, llueve o deja de llover...).
Y en efecto, la enseñanza es un duro y admirable trabajo. Yo tengo un amigo que se dedica a ello -es profe de lengua y literatura en un instituto- y, buf, pienso que tiene mucho valor: valor por trabajar tan duro y, a su vez, el gran valor que tiene su trabajo, que marca la vida de tantos chavales que pasan por él.
Vuelve por aquí y sobre todo, vuelve a comentar lo que quieras.
¡Un besote (aunque descastado)! s :P

Kimbertrancanut dijo...

sara, escrito entre London y Asimov...aventura y lucha por la supervivencia y ciencia ficción futurista...Bravo amiga...
Besitos tiernos para ti.
---------------
Por cierto: si te inscribes en seguidores me será mucho más fácil acceder hasta aquí, pues intento seguir demasiados blogs y la memoria no recuerda los títulos...gracias(Lógicamente es opcional)

saroide dijo...

_Anónim@: jajajaa, qué tonta estoy, ¡ya he caído en quién eres! Hola de nuevo, Guapa.

_Kimbertrancanut: Gracias por volver. ¡Ya me he hecho seguidora de tu página! Así estaremos en contacto :)

Anónimo dijo...

Aisssssss, jajajajajaja!!!!!Sarillaaaaa!!!!soy Walkkiria, jajajajajjajaja!!!!se me olvidó firmar....un besito enorme (nada descastado, eh????jijijiji jijiji jijiji!!!! ;P MMMMuak!

Adriana Alba dijo...

Mi punto de vista sobre este blog es muy positivo!! Fue un gusto pasar por aquí!!
A.Alba - de Argentina
Abrazos!

Cuando gustes pasa por casa....
http://descubriendonuestrointerior.blogspot.com

saroide dijo...

_Walkkiria: jejejje, resalá, caí después en que eras tú, estoy hecha un despit. Qué bien que sigas viniendo.

_Adriana: ¡Qué bien que te guste el blog! Te visitaré, sin duda :)

David Carrascosa dijo...

En el fondo, nuestro cuerpos no son más que un disfraz. Creo que tienes una gafas de rayos X.

Muy bueno, com siempre. Saludos!!!

saroide dijo...

_David: cierto es, en el fondo nuestros cuerpos no dejan de ser un disfraz de una naturaleza mucho más simple e instintiva, llamada a sobrevivir...
¡Gracias por el cumplido y, sobre todo, por seguir viniendo por aquí!

Félix dijo...

Fabuloso, con todo el sentido de la palabra fábula.

saroide dijo...

_Félix: efectivamente, eso trataba de ser: una fábula sobre nuestros comportamientos :). Gracias por tu visita, y no dudes que yo volveré a colarme por tu blog; soy una apasionada del jazz, música en la que me estoy introduciendo poco a poco.