miércoles, 24 de febrero de 2010

Francisquito

El gato Francisquito estaba enfadado, su negro cabello erizadísimo. Desde el otro lado del pasillo, observaba a su rival en la oscuridad: ese gato persa (¿o sólo de pelo largo?) que estaba apostado junto a la puerta. No quería competencia en la casa: ¿quién era aquel descarado? ¿Tendría la osadía de querer compartir su cama, comida y arenero?

Poco a poco, Francisquito se iba acercando a él; dispuesto a asestar a su enemigo un golpe certero, un zarpazo letal capaz de alejarle para siempre de sus dominios. Un paso: un poco más cerca. Otro más: Francisquito ya es capaz de atisbar su lanudo perfil. Otro más: ese no sabe lo que le viene encima. Pegado a la pared, avanzando con el sigilo de un ninja, Francisquito estaba a punto de verse las caras con su némesis felina…

Y justo en ese momento, la dueña de Francisquito barrió por fin aquella pelusa gigante de la entrada de la casa. Francisquito se quedó sin enemigo.

16 comentarios:

Lucrecia Borgia dijo...

Pobre Francisquito, no pudo dar su zarpazo !
Sabes que el gato es el único animal que es dos veces animal ?
- Porque es gato, y araña !...

Un señor ató a su gato con una cadenita y lo sacó a pasear.
Ya en la calle, se le acercó una mujer, temerosa:

-¿Araña?

-No, gato.

Carlos Fox dijo...

Francisquito debe aprender de D. Gato.

¡Saludos gatunos Dña. Saroide!

Kimbertrancanut dijo...

Breve, pero buena historia la tuya...los sueños se desvanecen en un momento, y para el gatito fue mejor la solución sin lucha...Abrazos y maullidos

la casita de wendy dijo...

genial!
Un beso ♥

Angelillo dijo...

¿por qué youtube está lleno de vídeos de gatos?
El gato tenía pelusa de la pelusa.

Möbius el Crononauta dijo...

Las pelusas son buenas, 41. Te mantienen vivo. Battle speed!

Outsider dijo...

Me ha hecho reir...

yo tuve que dejar un gato en otra casa porque los viajes no le estaban sentando muy bien... me he imaginado lo que en su día pensó el otro.

Señorita Puri dijo...

...Claro, de ahí viene la frase "tener pelusa."

saroide dijo...

_Lucrecia: de golpe, me has recordado a la infancia; me encantaba eso del gato-araña.

_Carlos Fox: ¡¡ese sí que sabe, qué nivel de vida a lo Cristiano Ronaldo!

_Kimbertrancanut: ay, sí, los sueños se desvanecen como el polvo... o la pelusa en este caso.

_la casita de Wendy: qué ilu esta visita, estoy loca por vuestros diseños :)

_Angelillo: a lo que preguntas, respondo esto que encontré el otro día: http://www.elpais.com/articulo/portada/Adictos/mono/elppor/20100219elptenpor_2/Tes

_Mobius: tal cual, tal cual ;P

_Outsider: ¡¡me alegra que te haya sacado una sonrisa!! Se podría decir que es el objetivo principal de este blog ;)

Perla del Turia dijo...

:) - Por cierto, ¡Francisquito me parece un nombre ideal para un gato, en lugar de tanto Misifú y afrancesamientos varios que no se justifican!

saroide dijo...

_Perla del Turia: ¿A que sí? Nada de nombres cursis, molan estos nombres, realmente gatunos :P

Víctor Hugo. dijo...

Tengo un gato chico y se monta unas películas él sólo con cualquier cosa...:) Me gusta lo que hay por aquí, de veras, y gracias por el comentario sobre Miles.
Saludos.

saroide dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
saroide dijo...

_Víctor Hugo: gracias por venir y comentar; yo he adoptado hace poco una gatita, es joven pero ya adulta (muchas veces los olvidados de las asociaciones y perreras... ). Los cachorros son geniales ¿verdad? Llenan la casa de vida. Y de nada por el comentario, tu artículo realmente me llamó la atención. Enhorabuena por el programa y vuelve cuando quieras ;)

Un Rufián y un Señor dijo...

Ji, ji, ji...

No sé rufián y yo pegamos aquí entre tanto gato...

Pero sí, esto de las pelusas pasa mucho... Nos pasa a nosotros, los animales 'humanos' con tantas batallas ridículas... y les pasa a ellos, los animales 'no humanos'... aunque seguramente de manera más sincera y directa...

Y tienes razón, Saroide, los cachorros son geniales... Pero yo recogí a Rufián cuando éste tenía ya un año (pura adolescencia) directamente de la calle... y es un perro genial...

Ahora es mi viejo Argos el que tiene pelusa y siente la pelusa enemiga en Rufián... mientras Rufián lo mira con ojos dulces y lo respeta como anciano... Volvemos como un bucle al principio: nos inventamos siempre las pelusas...

Un saludo y un lametón,

Rufián y Nacho

saroide dijo...

_Rufián y Nacho: ¡¡Hola!! Gracias (a los dos) por tan amable y divertido comentario, qué ilusión leerlo: lo acabo de ver ahora mismito.

A mi gata ya la he cogido mayor, con más de 2 años y la experiencia es también estupenda (¡aunque menudo carácter tiene la minina!). No sabes cómo me gusta la gente que adopta a los animales y los saca de una segura desesperación, ellos merecen la mejor de las vidas, con ese cariño que dan. Yo a mi gata la adopté en una asociación llamada Madrid Felina. Te devuelvo ya mismo la visita al blog. ;)