lunes, 26 de julio de 2010

El Jonathan

- ¿Estás seguro? -Dijo ella en la habitación del hospital, acunando en sus brazos al recién nacido, aún amoratado y con los ojos semicerrados.

- Sí, definitivamente. -Contestó él, con un aplomo que asombró a su joven esposa.

Así fue cómo Javier y Marta decidieron finalmente poner a su hijo Jonathan. Un nombre que condicionaría para siempre su existencia, y le cerraría no pocas puertas en cuestión laboral. Cuando en realidad, su padre -hombre culto y gran lector- pretendía hacer un homenaje a su admirado Jonathan Swift.

22 comentarios:

Carlos Fox dijo...

¡Qué passa colega, yo a mi niña estoy dudando en ponerle "Cheny" o "Yenifer" porque me gusta. Pasando de homenajes, tía.

José R. González dijo...

ja, ja me ha hecho gracia lo de "le cerraría muchas puertas en cuestión laboral". Pero creo que tienes razón je, je. Un abrazo

Kimbertrancanut dijo...

Amiga, no se qué me he perdido, pero no entiendo lo del nombre ¿por qué condicionaría este nombre y cerraría las puertas al mundo laboral? Abrazos cálidos (On the rock's)

Carlos Fox dijo...

Juas, juas, espero que no te mosquees conmigo. Era en tono sarcástico e irónico el comentario anterior. Te dejo un tema de la Jenifer Pérez, quiero decir Gomez. ¡No!, ¡no!, Martínez. Bueno, esa.
Una noche más.

¡Besos guapetona!

P.D, Y no te pases tanto po mi Blog, que me lo gastas. ¡Jajajaajajaj!

miguelin dijo...

No me parece un mal nombre, los hay mucho peores¡¡ Un abrazo.

Outsider dijo...

ja chacha, no mi sea asín, no'e un mal nooome. k'ala yeni li vaa'guhtaa. En disprés trapishará ar mercaillo do vendreá malacatones da los güenos a la fragoneta dal yayo.

saroide dijo...

_Carlos Fox: ¡Pero cómo voy a mosquearme, si me encantan los comentarios de coña! Por cierto, mejor ponerle Jeniffer/Yeniffer para los amigos a una churumbela por nada en especial que por esta buena muller, ¿no? ;P

_José R. González: un poco sí, ver Jonathan en el currículum no abre muchas puertas que se diga; puro nombre de extrarradio, y ya sabemos lo pijales que son a veces las empresas, buf... ;^). Me imagino al empresario con miedo de no cogerle por si llega la madre a pegarle en plan: "Yo por mi hijo ma-to" jajajja

_Kimbertrancanut: Te remito a la respuesta anterior jejeje ;). Otro abrazo grande para ti. ¡Te debo una visita!

Miguelín: ya te digo si los hay peores. Al respecto, me encanta a esta frase de Korochi (genial argentino que descubrí en twitter/por un compi de curro): "La gente que se queja de su nombre debería agradecer no haber sido un archivo y llamarse final_final_ahora_si.jpg"

saroide dijo...

_Outsider: jjajjaa, omá, que comentario má´inteligente, quiero disí inteligible, queuna ya no sabe ni hablá con propiedá.

Möbius el Crononauta dijo...

Podría ser peor. Podría ser yonatan!!

Señorita Puri dijo...

Mientras a la niña no la llamen Laputa...

LOLA dijo...

Tengo un familiar que tiene el mismo nombre. Mi abuela aún lo llama Yonatán.... la culpa de todo la tienen "Los Morancos".

LOLA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
saroide dijo...

_Möbius: es la evolución natural del nombre, por otra parte...

_Señorita Puri: jejeje, justo lo estoy leyendo, y he visto que sale aunque aún no he llegado a esa parte, qué "putada" ;P

_Lola: las abuelitas bastante tienen con aceptar estos nombres jejeje

¡Besotes!

Perla del Turia dijo...

¡Espectacular!! Sin más!

Conquinceletras dijo...

Estoy de acuerdo: eso de Jonathan no queda como de pedigrí para los que tienen el mango de la sartén laboral. Ellos prefieren a gente que se llame Borja, Jimena, Pelayo...
Nos seguimos viendo en Twitter, Sara.

Angelillo dijo...

Jonathan, Jooooonathannnn, no te metas pa lo jondoooo, que tú no sabes nadar, vente con el paaapa y vente con la maaama, que tú no sabes nadar.
Me ha venido la canción inmediatamente a la cabeza. No, no es un buen nombre en España. Creo que a los niños hay que ponerles nombres que no les traumaticen, que para traumas bastantes tendrán con los que la vida les ponga en el camino. Por eso hay padres que no deberían casarse, si tus apellidos no casan bien, no le hagas eso a un hijo, señor Mier y señora Daza.

Rembrandt dijo...

Me llama la atención lo del nombre porque en Argentina es bastante común, a mi en realidad no me gusta pero bueh , como los nombres a veces se eligen porque se ponen de moda tarde o temprano pasará.
Aunque en ese aspecto yo tbn tengo lo mío, ya que a mi hijo le puse Augusto por lo de Cayo Julio César Augusto , vió?

Besis para vos y que tengas una linda semana.
REM

Tropiezos y trapecios dijo...

Esperemos que para cuando Jonathan crezca su nombre haya dejado de ser tan condicionante en las entrevistas de trabajo. Aunque por el camino que vamos...

En fin, es curioso como las buenas intenciones (del padre en este caso) se transforman en lo contrario cuando se sacan de contexto.

Un abrazo

Ehse

saroide dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
saroide dijo...

Hola a todos, he estado unos días fuera, con un precario Internet en el móvil, que apenas he usado. Me encanta volver y ver vuestros comentarios, GRACIAS, DE VERDAD ;)

_Perla: gracias, jjejeje, es una chorrada, pero me reí al pensarla; se me ocurrió con "Los viajes de Gulliver" en la mano, ya que me estoy haciendo fan de ese Jonathan (el autor) y pensé que es una pena pero no se le puede hacer un homenaje de ese tipo. Puedes llamar a tu hijo Miguel (por Cervantes) o Gabriel (por García Márquez), pero Jonathan, ay, como que no ;)

_Conquinceletras: ¡Qué sorpresa verte en el blog! Como ves, lo tengo algo descuidado en este momento, a ver si la vuelta de vacaciones me trae nueva energía. Nos vemos en twitter, soy tu seguidora incondicional.

_Angelillo: jajajajaa, hay combinaciones imposibles, y otras desafortunadas. Yo he conocido a una Eva Flórez Del Campo y a un Sergio Príncipe Hermoso, que el chico no era muy agraciado que se diga ;P. En serio, eh.

_Rembrandt: Hola, amiga ;). Anda, pues Augusto me encanta, es un nombre con un toque regio, que se puede llevar orgullosamente por la vida.

_Tropecios y trapecios: ¡Hola! Pues sí, con el tema de las modas, igual el nombre "se revaloriza", aunque como tú tengo serias dudas jejjeje. Gracias por tu visita.

Por cierto, me enteré en Wikipedia de que Swift fue el inventor del nombre "Vanesa", un acrónimo del nombre y apellido de la mujer que amaba. Otro nombrecito que da para una entrada, por el mal uso que se le ha dado también. Ay, la Vane y el Jonathan, eran una pareja total.

Alí Reyes H. dijo...

¿Será que el niño nació en la Alemania de la década del 30? De otra forma no explico que su nombre judío le haya cerrado las puertas

saroide dijo...

_Alí Reyes: jjejeje, no es por judío; es que en España este nombre ha sido muy maltratado, usado entre gente de bajo nivel cultural (los Jonathan y las Jenniffers de extrarradio), y de entrada supone un lastre; de ahí mi entrada. Gracias por comentar ;)