martes, 19 de mayo de 2009

Soled@d

Como nunca recibía correos electrónicos, M. empezó a escribirse a sí mismo. Primero un Hola, qué tal o una felicitación de cumpleaños. Poco a poco cogió el hábito de contarse el día por e-mail. Y para tener la sensación de recibir algún mail masivo, se inventaba y mandaba chistes malos y se hacía Powerpoints horteras con imágenes muy cursis y lecciones de la vida; patéticas cadenas de un solo eslabón, que empezaban y terminaban en su propio correo. Incluso empezó a mandarse su propio spam, a bombardearse con prometedoras ofertas de Viagra, ofertas de trabajo y todo tipo de propuestas.

Un día, harto de sus propios mails, canceló la cuenta de correo. No podía soportar el estrés de todas las contestaciones que debía darse, los cientos de mensajes sin abrir en la bandeja de entrada, la sensación de ser el único habitante de su asfixiante, microscópica, aldea individual.

21 comentarios:

El chache dijo...

Que triste historia de una persona que se tiene que hablar a si mismo.
Un saludete

Rembrandt dijo...

Opino igual que Raul , que tristeza!!!
Será que esta era de "las comunicaciones" nos lleva inexorablemente al ostracismo y a elegir como medio para relacionarnos lo virtual en desmedro de lo real??
Todo un tema.

Muy interesante este post amiga.

Un besote

Outsider dijo...

Lo triste no es hablar con uno mismo... lo realmente triste es considerarse a uno mismo como spam, pues por lo general, es la única compañía que tenemos las 24 horas del día. Estando feliz con uno mismo, no hacen falta muchos más... y en cualquier caso solo se aceptará a los que valgan la pena... cuando uno se aborrece a sí mismo, se tiende a aceptar a cualquiera como forma de compañía...

El próximo... nos haces reir... ;)

saroide dijo...

*Chache: sip, tantos medios y tanta soledad.


*Rembrant: como siempre, tu mirada interpreta perfectamente la mía :)

*Outsider: ¡Pues tienes razón! Qué tristones mis últimos post, con lo que me gusta a mí reír y hacer reír, me has dado que pensar...

Señorita Puri dijo...

Claro, porque su felicidad era efímera, un puro espejismo.
Spam para hoy y hambre para mañana.

saroide dijo...

*Srta.: jajajjajaja, total.

MO dijo...

Pues yo acabo de venir de un blog donde su autor (del blog, digo) dice que dos de sus comentaristas son la misma persona y, lo que es peor, han matenido un debate que flipas entre ellos mismos.

Eso es peor, porque hablar con uno mismo en el fondo no está tan mal, de hecho yo me hablo a mí misma cuando, en ocasiones varias, abro la nevera y me pregunto: "A ver, MO, ¿qué se supone que venías túa a buscar aquí?", pero inventarse dos personalidades y, ENCIMA, discutir entre ellas, sinceramente, creo que es la rehostia.



MO.

saroide dijo...

*Mo: bienvenida; pues oye, eso sí que es triste, discutir con uno mismo en un blog, jajajja. Lo bueno es que "esos dos (=1)" no pueden llegar a las manos... ¿o sí? Ya me imagino al tipo soltándose lo que vulgarmente se dice Hostias como panes en su propia cara para zanjar la cuestión y la afrenta.
También sería surreal que sea de esos que siempre quieren quedarse con la última palabra porque entonces no pararía de hablar, se le gastaría la saliva como a Boca Seca Man, se deshidrataría y se desharía (para bien de todos, por cierto). :P

javiguerrero dijo...

También me han contado que hay quien se comenta a si mismo en el blog o se insulta para animar el cotarro. No es mala idea. ¿Podemos estar seguros de que los tertulianos de los programas del corazón no han ensayado sus insultos o siguen un guión como una obra de teatro?

saroide dijo...

*Javiguerrero: vaya, veo que está de moda eso de hablar solos en la red. Eso de crearse varias identidades para auto-comentarse es de traca. Y en cuanto a los tertulianos, yo también creo que está más preparao que un puré de Maggi. Esos "enfados" no se los cree ni Clifford.

marguis dijo...

La soledad, es el virus que infecta nuestro entorno hoy en día, vas por la calle y estas rodeado de personas... que suelen sentirse tan solas como tu.

Menos mal que nosotros tenemos los blogs, y alguien nos hace compañía cada vez que lee una de nuestras entradas!!

Un abrazo!

Illystil dijo...

Qué triste (y acertado) retrato de una sociedad donde hay cada vez más formas de comunicarse... pero donde cada vez hay más gente que no tiene con quién hacerlo.

O alguién con quién le merezca la pena hacerlo, que eso ya es otra historia. Aunque si es ése el caso, pues mira, como bien da a entender Outsider "más vale sólo que mal acompañado" :D

Un besote

Möbius el Crononauta dijo...

Esquizofrenia virtual, ¿no?

Saludos

Perla del Turia dijo...

Genial, otra vez. ¡Qué maravilla!!

saroide dijo...

_Marguis: Es verdad, los blogs siempre nos hacen compañía. Siempre y cuando no seamos como los blogueros que comentan Mo y Javi Guerrero, de los que nos comentamos a nosotros mismos jejeje.

_Illystil: Exacto, cada vez más medios para comunicarse y más soledad. Qué paradoja.

_Möbius: Efectivamente :P

_Perla: GRACIAS.

ordago13 dijo...

me encanto...

a mi tampoco me escriben mucho....

no hay que quedarse atrapado en internet sarita¡¡¡

BUENAS NOTICIAS dijo...

Querida Saroide, tus personajes me preocupan, jajajaja
Desbordante imaginación!!! Te felicito. Deberías escribir un libro.... Un beso enorme!!!

saroide dijo...

_Órdago:a mí tampoco me escriben mucho y de vez en cuando escribo a mi propio mail. Pero tranquilo, no llego a los extremos de mi personaje jejes, sino que lo hago para mandarme de vez en cuando cosas interesantes que voy encontrando por la red, es una buena forma de guardarlas. Luego con el correo google las encuentro en un pliqui entre la bandeja de entrada. Mua.

_Buenas Noticias: jejejje, no te preocupes por mis personajes. Son rachas y, de hecho, suelen durar más mis rachas de personajes alegres, a ver si cojo una :). ¡Gracias por el cumplido, ya me gustaría tener tiempo de escribir un librito, es mi sueño!

David Carrascosa dijo...

Siento que M acabara asi, pero a veces pienso que gran parte de la gente de esta ciudad vive en su propia aldea. Alguno hab´ra creado un blog para vistarlo de vez en cuando.

Besos, Sara!

saroide dijo...

*David: pues sí, cuánta gente tiene que recurrir cada día a la auto-compañía (y no me malinterpretes jejeje) :P

maniasmias dijo...

.
jajaja

ah! pero eso no lo hace todo el mundo???
.