viernes, 3 de septiembre de 2010

Dolores

- Madre mía, qué dolor de espalda. Haga el favor de mirarme bien. ¿Lo ve? ¡Seguro que es una contractura, y no voy a poder ir al taller de mi padre a trabajar! ¡Ays, toda la zona del cuello la tengo de madera! - Dijo el paciente a su fisioterapeuta.

Y es que Pinocho resultó ser un hipocondríaco sin remedio...

12 comentarios:

Lucrecia Borgia dijo...

En el consultorio el paciente le muestra a su médico los resultados de sus análisis.

El médico los analiza con cara de preocupación y le dice al paciente:

-Van a tener que mandarle hacer una placa...

-¿De tórax, doctor ?

-No , de mármol.

Angelillo dijo...

Pinoccio sólo quería la baja, es un caradura.

Möbius el Crononauta dijo...

De tal palo, tal astilla

Carlos Fox dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Fox dijo...

Es que hay dolores, Sara, que son inhumanos.

Rembrandt dijo...

Hipocondríaco a esa edad ?
No será que no tiene ganas de trabajar?
Pobre padre tener un hijo tan haragán!

Besos Sara y que tengas un lindo finde.
REM

saroide dijo...

_Lucrecia Borgia: como dicen las jovencitas de ahora: "qué jarto" ;P

_Angelillo: tiene la cara de madera, así que es durilla; no como el mármol,perooo...

_Möbius: ajajajaa, hilando fino,¡¡ahí le has dao!!

_Rembrandt: Ya te digo, "Apunta maderas" de vago, este Pinocho ;P, Por cierto, cómo mola la palabra "haragán"

Señorita Puri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Señorita Puri dijo...

Pinocho miente más que habla

saroide dijo...

_Señorita Puri: ajjajajajjajaa, es una gran definición del sujeto ;)

Carlos Fox dijo...

Joliiin Saroide, que se me ha saltado.

saroide dijo...

_Carlos Fox: nontiendo jjejejee ;)