viernes, 6 de mayo de 2011

Voz doble

Pedro Gómez de la Serna era un reputado actor de doblaje. Todos envidiaban su voz grave y aterciopelada. Era la voz de las estrellas de Hollywood, de los documentales más prestigiosos y de los anuncios de televisión más queridos por la audiencia. Pero pocos conocían su terrible mal…


Porque Pedro tenía un problema muy peculiar. Y es que, al igual que todos nos escuchamos por dentro con una voz agradable, normal, y al oírnos en una grabación nos horrorizamos en plan “¿De verdad que esa es mi voz??”, a él le sucedía justo al contrario. En el estudio se escuchaba aquella voz maravillosa que le había hecho tan popular, pero a cambio tenía que soportar una voz interior espantosa, triste, terriblemente nasal.


Con esa desagradable voz se despertaba cada mañana y se escuchaba las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Esa era la voz que oía en los momentos más cotidianos. Al comprar el pan, llamar a sus amigos o hablar con su madre…


Pero sobre todo, era la voz que había marcado para siempre los momentos más importantes de su vida.


Al oírse en el altar diciendo a su mujer con ESA VOZ tan inapropiada y poco ceremoniosa: “Sí, quiero”, poco le quedó a Pedro para CALLAR PARA SIEMPRE…

8 comentarios:

Angelillo dijo...

Yo no tengo ese problema, ni me gusta mi voz real ni la interna, :S

Möbius el Crononauta dijo...

¡Sapristi!

saroide dijo...

_Angelillo: ya, la verdad es que a mí me pasa un poco lo mismo... Pero sin duda, la voz que DETESTO de verdad es la grabada. ¡No me identifico con ella para nada! ¿Tendré un ventrílocuo, como Monchito?? :P

_Möbius: ¡Córcholis! ¡Y es más, repámpanos!! :P

Señorita Puri dijo...

En realidad el que hablaba con la voz fea era un enanito actor de doblaje que vivía en una esquinita de su campanilla.

saroide dijo...

_Señorita Puri: ay, querida señorita, qué imágenes alberga usted en su cabeza ;)

Outsider dijo...

Yo no me reconozco cuando me escucho... quizás por eso he dejado de escucharme y solo me leo.

Rembrandt dijo...

Tampoco me gusta mi voz,
será un problema de la mayoría? O que los elegidos son muy pocos y el resto llegamos como tarde al reparto jeje.

Besos para tí Sara y espero estés muy bien.

REM

saroide dijo...

_Outsider: ¡Perdona por tardar tanto en contestar! En efecto, es normal que te guste leerte, tienes mucho que contar en tu blog, que ya he visto que lo has renovado, por cierto :)

_Rembrandt: Pues sí, los elegidos para tener una gran voz son pocos; por eso se han creado profesiones de prestigio alrededor de voces privilegiadas. El resto, con que nos sirva para comunicarnos, vamos que nos matamos ;)

Muuuacs.