martes, 5 de julio de 2011

"Leyenda de ingredientes"

Mocachino

Expresso

Leche sola

Machiatto

Con leche

Capuchino

Descafeinado con leche

Descafeinado solo


La máquina de café no tenía nada nuevo que ofrecer. Laura echó los 35 céntimos del Mocachino, el importe exacto, y esperó a que el display le indicara que podía extraer aquel vaso relleno de un líquido amargo, indefinido, sin sabor a café ni a leche, ni a nada en particular. Mientras esperaba, descubrió en el lateral de la máquina un texto que indicaba: “Leyenda de ingredientes”.


Laura, que siempre tuvo una gran fantasía, aunque ahogada por pasar tanto tiempo entre los papeles de la oficina y sus compañeros -no más divertidos, ni con mejor color, que aquellos folios A4- empezó a elucubrar. “Leyenda de ingredientes... Contarán en este texto –pensó- leyendas sobre el origen del café o la curiosa historia de la primera persona capaz de ordeñar la ubre caliente de una vaca y ofrecer a su familia aquella leche alimenticia y reconfortante". Pero no. Al acercarse más al letrero, guiñando los ojos para enfocar, ya que se había olvidado las gafas en la mesa (a sus 33 años sufría una gran miopía), lo que encontró fue una triste suma de ingredientes y sus equivalentes calóricos, especificados para cada producto de la máquina. Tal y como obligaban las leyes de sanidad y seguridad alimentaria.


Tras esta decepción de buena mañana, fue a dar un sorbo a su pseudocafé, que se había quedado helado. “Este café, frío no vale nada” -se dijo. Y prosiguió, con su incesante diálogo interior: “Esta vida fría, no vale nada”.

11 comentarios:

Pedalier dijo...

Algunas veces, hartos de nuestra cotidianidad, intentamos ilusionarnos con cosas que de sobra sabemos que son tan insulsas como todo lo que nos rodea.

Pero si no tenemos ilusiones, ¿qué nos queda?

Nos leemos.

PD: Nuevo diseño de blog, ¿no?

saroide dijo...

_Pedalier: ¡Hola! Y gracias por ser el primero en comentar ;).

Pues sí, hay que ponerle algo de chispilla a la vida, que a veces se hace un tanto insulsa jejejee.

El nuevo diseño, bueno, en ello estoy: a ver si cambio la cabecera, que es lo importante. No sé si volver al negro original, estoy probando con las cutreplantillas de blogger.

¡Un abrazo! ;)

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

Es la primera vez que entro en tu blog, vengo con la referencia de otro blog amigo y vine a conocerte.
Esto del mundo de los blogs, tiene la gran ventaja de que poco a poco nos vamos conociendo unos con otros y acabamos formando una gran "familia"
Me ha gustado, tienes buenas entradas y me gustará seguir visitándote.
Un abrazo

Señorita Puri dijo...

Tomar el café frío nos pone de una mal leche...

saroide dijo...

_Cuatro especias: ¡¡pero qué bonito lo que dices!! Estoy atravesando una etapa de sequía, pero bueno, lo importante es no desfallecer ni dejarse llevar por espejismos y salir poco a poco del desierto bloguil. Comentarios como el tuyo me animan a seguir con ganas. ¡Gracias, de verdad! Te seguiré también, ahora que somos "familia" ;)

_Señorita Puri: a mí de verdad que sí, y encima me da ardor, y eso me pone de más mala leche... ¡Es un círculo vicioso de la leche!

Rembrandt dijo...

Ese es el gran problema de nuestros días, cuánto más deleguemos a las máquinas, más poder tendrán sobre nosotros (humanos) y obvio terminarán haciendo lo que se les antoja, la culpa es nuestra por cómodos, que nos cuesta prepararnos un buen cafecito, etc, etc. ?

Besitos desde el Sur, ah! lástima que estamos muy lejos porque sino te invitaba con un rico café irlandés (me sale espectacular!!!)
REM

saroide dijo...

_REM: mmmmm, ¡café irlandés!! Ya quisiera probarlo... Igual puedo hacerlo, pero en la misma Irlanda, que me voy dentro de unos días a aprender English ;)

José R. González dijo...

Simplemente genial

saroide dijo...

_José R. González: ¡¡gracias!! ;-)

Angelillo dijo...

Su tabaco, gracias.
¿Es de maleducados no responder "de nada"?

En mi trabajo también hay una leyenda de los ingredientes del café, pero esta sí es leyenda, la leyenda de la procedencia del agua del café. Sabemos que el tubo azul va directo al cuarto de baño, y hasta ahí puedo leer.

saroide dijo...

_Angelillo: toma leyendaca; no sabes la procedencia del color marrón del café, pues... Aaaaaaaaaaaaggggggggg.