domingo, 10 de agosto de 2014

crack

iba yo paseando
y de repente
¡crack!
ese ruido como de rama
seca
ese sonido que tan bien
conozco

vaya: se me ha roto de nuevo
la vida

y mira que dije que la cuidaría
y mira que me prometí que esta vez me duraría
más

pero nada;
soy como los niños con sus gafas
en el patio del
colegio;
nada de fiar en lo que a cuidado
respecta

y esta vez no parece que tenga arreglo;
los trozos, brillantes y cortantes como cristal,
son demasiado pequeños
para recomponerla

lo estoy viendo venir;
me va a tocar volver a hacer de diosa todopoderosa,
ay, con lo tedioso que resulta,
para crear y recrear
entre mis
dedos
una vida nueva;
hacerla crecer, embellecerla
y esperar que no se rompa a la 
mínima

a veces las vidas que me hago
son un poco Made in China;
no duran ni los dos años de garantía
europea
y algunas piezas nunca más tienen
recambios

2 comentarios:

Rembrandt dijo...

267Querida Sara que alegría me da leerte siempre, no deberías tardar tanto en regresar, se te extraña niña!!!
Que decirte? La vida es así un tanto irreverente pero que bueno es vivirla, no? Me encantó tu poema, no podría haberse dicho de mejor manera.

Te dejo un beso enorme desde el otro lado del Atlántico y que estés muy bien.
REM

Sara Mansouri Bellido dijo...

Un besazo desde Madrid. GRACIAS por seguir viniendo, no sabes la ilusión que me hace.