domingo, 2 de agosto de 2009

Compra-venta

En aquella bella y exótica ciudad, todo se compraba, todo se vendía, todo tenía precio en bazares, mercadillos, en las calles, en cada esquina. Al principio, tal actividad mercantil le pareció fascinante a Joaquín, como a cualquier turista. Pero poco a poco, llegó a saturarle. El límite de su paciencia se rebasó cuando se sentó a descansar en un parque y, en cuestión de minutos, un niño se acercó a venderle su sonrisa y una paloma el batir de sus alas. “10 euros, y de ahí no bajo”, fue la última oferta de la codiciosa ave.

11 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

Cinco euros y un ojo de cristal y te dejo un comentario.

Señorita Puri dijo...

Joaquín mandó al niño y a la paloma a freir puñetas.
La paloma sonrió y el niño se fue volando.

marguis dijo...

Yo por un cielo estrellado, o un atardecer rojo junto al mar... no se que daría... pero sigo aquí encerrado con mi ordenador, ¡voy a salir a tomar el aire!

PD: Para todo lo demás Mastercard!!

saroide dijo...

_Möbius: jajajjajjaa, lo has pillao :P

_Srta.: ¡gran final!

_Marguis: sal, disfruta y aprovecha. Yo ya estoy en mi primer día de curro, pringando por la tarde... y se supone que tengo jornada intensiva. Se acabó lo buenoooooo :(

Arwen dijo...

Si es que con esta crisis el que no corre vuelaaaa!!se agudiza el ingenio y se vende cualquier cosa y se saca dinero de donde sea...espero que te lo pasaras bien en tus vacaciones, besitos cielo

Rembrandt dijo...

Porqué será que casi todo tiene un precio en esta vida?
El tema es si compramos, je!

Besotes Sara y que bueno que estés de regreso, espero lo hayas pasado muy bien.

REM

casi yo dijo...

cojonudo

saroide dijo...

_Arwen: ya te digo, la picardía al poder. Qué crack la paloma: una superviviente. Por cierto, lo pasé genial, ¡fue toda una aventura!

_Rembrandt: gran verdad. Menos mal que yo compro poco. Más que antes, pero aún poco... :)

_Casiyo: ¡qué ilusión ver un comentario tuyo! Gracias, sol. A ver cuándo puedo tomarme unos cañismos por ese Chamberí y que me cuentes, ¡se te echa de menos!

Perla del Turia dijo...

Desde luego está todo tan mercantilizado que no me extrañaría que cualquier día nos cobraran el vuelo de la paloma. Claro que si es bonito y no engorda, ¡igual hasta estamos dispuestos a pagarlo! :) Besos

BUENAS NOTICIAS dijo...

Hola preciosa, veo que ya has vuelto de tus vacaciones y que lo pasaste genial, me alegro mucho.
Veo que vuelves llena de inspiración, jajajajaja
Un beso gordo.

saroide dijo...

_Perla: total; un día veremos un anuncio de batir de alas de paloma y la gente acudirá como loca a las tiendas a por algo que tampoco necesita...

_Buenas Noticias: ¡Hola!!! Sí, ya estoy aquí, la vuelta está siendo dura, pero poco a poco... ¡Un besote!