lunes, 17 de agosto de 2009

Perfección

Primero fue su nariz. Luego, los ojos. Y los labios. Y los pechos, el abdomen, todo lo demás. Cuando por fin operó el dedo meñique de su pie izquierdo, se empezó a aburrir de tanta perfección y empezó a cambiarse de nuevo, esta vez en sentido inverso.

20 comentarios:

Perla del Turia dijo...

Desde luego, porque viendo cómo se operan algunas (¡y algunos!), parece que lo hacen textualmente para volverse cada vez más horrorosos... Yo creo que los cirujanos plásticos tienen un sentido del humor muy irónico... ;)

Möbius el Crononauta dijo...

¿Y cual fue el resultado? ¿Una canción de Emilio aragón o Carmen de Mairena?

Si es que tanto van los cántaros a la cirugía...

Señorita Puri dijo...

¿Pero en sentido inverso te refieres a que deshizo lo hecho y se quedó igual o que se dio la vuelta a la piel como el vídeo ese de Robbie Williams?

saroide dijo...

_Perla: ya te digo, son como muñecos de PVC. La Nikole Kidman o Micky Rourque parecen salidos de la imaginación de un mal escultor del Museo de Cera,,,

_Möbius: jjajajjaja, que al final se rompe la cara.

_Srta.: más bien lo primero, pero me gusta tu reinterpretación :P

Rembrandt dijo...

Al mirarse en el espejo vió a una desconocida y quien quiere vivir con una desconocida, no???

Besotes desde el Sur amiga.

Illystil dijo...

Igual un transplante de cerebro hubiera sido la solución a sus problemas. Se hubiera ahorrado dinero y un montón de operaciones :D

Genial este relato, un besote!

saroide dijo...

_Rembrandt: ya te digo, despiertas siendo otra y te tienes que pegar el susto de tu vida jajajjjaja.

_Illystil: taaaaaaaaaaaaaalmente. Se hubiera ahorrado mucho empezando por lo más operable jjejes :)

Outsider dijo...

A veces vale la pena, son aquellas en las que el que no les conocía antes no ve la cirugia, el problema viene cuando se nota más la cirugía que el defecto a corregir... ana obregon, duquesas varias más atardecidas que de amaneceres, presidentes decadentes de pais de bota y chirigota y otras/os...

BUENAS NOTICIAS dijo...

Jope, pues menos mal que no descubrió que tenía alma....

Besitos, Saroide. Oye que yo no me pierdo ni una de tus entradas!!!!! Ya sabes que soy fan total ;-)

ordago13 dijo...

Las operaciones... que ironía...¡¡¡

Espero que tu verano este siendo de lujo.

saroide dijo...

_Outsider: mmm, aún tengo que ver a alguien muy operado a quien le quede bien de verdad, al menos en persona. En la tele da el pego, pero de cerca, grimillaaaaaa. Un besor.

_Buenas Noticias: qué bien que no te pierdas nada, qué ilusión, de verdad. Me anima a seguir escribiendo :)

_Órdago: de lujo, lo que se dice de lujo... Ya he vuelto al curro: ¡imagina! :)

javiguerrero dijo...

yo hubiera empezado por operar los pies y dejarlos como manos.

Arwen dijo...

Es que llega un momento que son grotescos amigas mia...no estoy en desacuerdo que alguien se ponga un implante de silicona cuando la autoestima es muy bajita pero cambiarse de arriba a abajo y no saber ya ni que es suyo o de plastico es pasarseeee!!! muchosss besitossss

saroide dijo...

_javiguerrero: buena idea, jjjajajjaja, una idea malvadaaaaa :P

_arwen: en efecto, todo se transforma; pero tanto, tanto...

Luis Carlos dijo...

Recordada Saroide:
Tiempo sin leerte. Hoy he llegado, hasta tu casa, y que magia tienes con este microrelato. Genial.

Un besito

Luis Carlos
colordelamadera.blogspot.com

ordago13 dijo...

Hey... queria pedirte un mini-favor

Voy a hacerme una entrevista donde las 10 preguntas cada una la haga un oyente mio, por eso quería pedirte que me hiceras una pregunta o una pregunta doble, como si fuera una entrevista¡¡¡

David Carrascosa dijo...

Vaya, iba empezar a operarme yo también pero leer esto me ha dado que pensar. jeje tan electrizante como siempre.

Espero que hayas pasado un buen verano.

Peón de Brega vuelve a la carga el próximo domingo.

Saludos

saroide dijo...

_Luis Carlos: un placer tenerte aquí. Me alegra que te guste esta pequeña, muy pequeña historia :)

_Órdago: escríbeme al mail y cuéntame en detalle, estaré encantada de ayudarte.

_David: ¡no me perderé tu regreso!

Al� Reyes dijo...

Tampoco hay que desproticar así. Tengo entendido que a un habitante de canarias le acaban de hacer un "transplante" de rostro, o una cirugía plástica de gran embergadura en la cara, la semana pasada en Madrid. El caso es que si hubo que hacerlo fue por que ese señor sufrió un grave accidente en el rostro. Esos casos son la principal motivación de esas operaciones y el espíritu de las investigaciones médicas al respecto. Quiera Dios que nunca necesitemos ese tipo de terapia. Dios nos ampare.

saroide dijo...

_Alí: Desde luego no me refiero a esos casos donde la cirugía es algo vital sino a los de pura frivolidad, -que por cierto, también respeto en la vida real siempre que no lleguen a lo esperpéntico a lo Mickey Rourke o la Kidman; todos tenemos nuestros complejos, es humano...-. Yo misma tuve que pasar por una importante cirugía maxilofacial para mejorar la funcionalidad de mi mandíbula, así que no puedo saberlo mejor.

Y por supuesto que es un simple cuentecillo, sin más: las opiniones, impulsos del personaje no son, ni de lejos, los míos, como en prácticamente nada de lo que escribo. He escrito sobre una persona sin autoestima ni límites y, además, indecisa: sin capacidad de asumir las consecuencias de sus decisiones. Pura ficción :).

Miedo me daría que escribir, por ejemplo, relatos sobre gente mala me convirtiera en mala. Lo divertido como escritor es ponerse en la piel de otros: los iguales y los distintos a ti, los nobles y los mezquinos, ¿no crees?

UN ABRAZO GRANDE :)