viernes, 28 de mayo de 2010

Carta

El escritor recibió una carta en el buzón de casa. El sobre era suave, tenía el inconfundible tacto de una hoja verde de árbol y un olor fresco, delicioso. Lo abrió inmediatamente, tal era su curiosidad. Dentro se encontraba la misiva, que olía a flores silvestres:

Amigo Escritor,

Soy consciente de que encontrar inspiración no resulta sencillo, pero permítame decirle que últimamente usted ha caído muy bajo. Se ha instalado en la cursilería, en el recurso fácil. Escribiendo vagos poemas de sentimientos, post lacrimógenos en su blog, y auténticas fruslerías en su cuaderno negro de anotaciones...

¿Que cómo lo sé? Sencillamente, porque soy yo quien tiene que sufrirle, que aguantar su prolongada sequía creativa y su falsa ilusión de que yo puedo ayudarle en algo. Sí, me he fijado en cómo me mira desesperado, a la búsqueda de ideas. Cómo observa las flores, los árboles, las muchachas del parque vestidas con livianos vestidos blancos...

Por ello le pido, por favor, que deje de inspirarse en mí, en todo lo que yo (en su opinión) pueda proporcionarle. No es mi misión ayudar a escritorzuelos frustrados. Es más, es un extra de mi trabajo que me repugna sobremanera, compréndalo. Son cientos, miles de años, aguantando esto; especialmente desde la llegada de lo que ustedes llaman Romanticismo. Y ya he llegado al límite, se lo digo.

Sin más, se despide atentamente,

La Primavera

8 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

...¡Me sorprendistes de banda a banda! Esto es lo que se llama un verdadero MICROCUENTO

Angelillo dijo...

Primavera, cuanta alergia/alegría da.

Rembrandt dijo...

Que pena que se moleste, seguro tiene un mal día.
Si la luna -símbolo romántico si lo hay- tiene un lado oscuro xq la Primavera no lo puede tener de vez en cuando?

Besitos para tí amiga mía y me encantó esta Primavera de carácter bravío, je!
REM

Señorita Puri dijo...

fruslería, fruslería, tan dentro del alma mía

Carlos Fox dijo...

Gajes del oficio "Lady Writer".

P.D. No lo vea usted todo negro.

Lucrecia Borgia dijo...

Perséfone debía pasar una parte del año con su esposo en el infierno, este tiempo era el otoño y el invierno y la otra parte lo pasaría con su madre en la tierra. Así cuando Perséfone regresa con su madre, esta demuestra su alegría haciendo reverdecer la tierra con flores y frutos y vivimos este tiempo como la primavera y el verano.
Conclusión: según los griegos, mejor vive con tu madre, así es siempre primavera.

mansi nishi dijo...

precioso! que ganitas teníamos de primavera!!!

saludos!

saroide dijo...

_Alí: ¡¡me gusta sorprenderte a lo grande con un microcuento!! ;)

_Angelillo: pues sí, las mismas, mismas letras y tan distinto efecto...

_Rembrandt: todos tenemos un mal día, hasta la idílica Primavera, que está hartita de los escritores. Es que el trato con el público es lo peor de un trabajo :P. ¡Un besito!

_Señorita Puri: ajajajjaaj, te salen canciones con todo :)

_Carlos Fox: Qué bueno, no conocía ese tema, tú sí que conoces canciones y enlaces para todo también. ¡No sé cómo lo haces, vienen siempre al pelo!

_Lucrecia: ¡qué precioso! Pero creo que prefiero el invierno a estar el año entero con mi madre. Mira que la adoro, pero cada una su espacio ;P

_Mansi Ninsi: tenemos ganas de primavera, aunque nosotros a la primavera ya la tenemos harta, ya lo has visto ejjejee :P