martes, 2 de diciembre de 2008

Manzanas desesperadas.

En la máquina de chucherías del trabajo, entre las barritas dietéticas y los triskis de toda la vida, asoma tímidamente una novedad: una bolsita de manzana troceada Florette. Un descubrimiento que me ha hecho sentir un pavor frutal, digo brutal.

Tras el cóncavo cristal de la máquina, que parece sacado de Alicia en el País de las Maravillas, -te pides una bolsa de patatas y cuando sale ha encogido misteriosamente su tamaño...-, está esa frágil frutilla. Una lastimera manzana expuesta como si fuera la última del mundo y tuviera que mantenerse en la vitrina del museo de ciencias, mientras los niños de ojos enormes y curiosos la observan: -“¿Papi, es eso una manzana?” -“Sí, hijo, pero se extinguieron; ahora las producimos en fábricas donde se les añade convenientemente vitamina C y vitamina D, que es buena para tus huesos”.

Ahí está, observándonos, la cansada manzana con jet lag que ha viajado desde un campo de frutas de a saber qué remoto lugar del mundo, para llegar hecha cachitos a la máquina de una oficina en la tercera planta de la calle Ribera del Loira, Madrid (ya se sabe, los vuelos low cost te hacen polvo). Una manzana troceada, mutilada y sin dignidad, que no puede ofrecernos su belleza, su color, ni un ápice de olor –¡pero si es más natural la manzana de mi Mac!-. Una manzana atiborrada de antioxidantes que le impiden envejecer, más recauchutada que la Anita Obregón (¿hará posados veraniegos, le atraerán las jóvenes semillas a las que dobla en edad?, me pregunto). Una manzana neurótica y con problemas de identidad que ya no sabe si es una fruta o un snack o un “snack sano” o qué narices-nouses han decidido que sea unos tipos de marketing con traje y corbata, un lunes después de comentar el partido del Madrid. Una manzana fantasmal, ni viva ni muerta, digna de ser estudiada por Íker Jiménez y todo su equipo, que nos atormenta con su pávida imagen, difusa tras el cristal y la bolsa. Una manzana, en definitiva, con una existencia patética. Ay, si la pusiéramos en el diván, cuántas cosas nos contaría esa “sana” manzanita sobre esta sociedad enferma.

16 comentarios:

ordago13 dijo...

republica libertaria de las tortugas

Alcaudón dijo...

Muy a cuento viene este vínculo, por si llegáis a tiempo: http://www.salvalaselva.org/protestaktion.php?id=336
Una entrada muy ecologística, me ha parecido, y como siempre fetén, me encantó. Frutal!!!
bss

saroide dijo...

jos, por lo que pone el enlace que me has pasado, la ley de los transgénicos ya se ha votado en el Congreso, el 26 de noviembre. ¿En qué ha quedado la cosa? ¡Me tengo que informar! Gracias, Juampa.

ordago13 dijo...

no me hago de rogar¡¡

uno es caballero antes que publicista

lo has escrito tu???

es muy bueno....

te lo dice uno que es torpe y escribe...

seguire visitando tu blog tan a menudo como pueda rincones como el tuyo sinceros y sin pretensiones se ven poco a menudo

saroide dijo...

¡Gracias por venir, Órdago13! en realidad tengo una plantilla de enanitos a sueldo que me hacen los textos, se lo curran mucho, pero están en huelga cual guionistas de hollivú, no se qué del convenio, dicen. Así que me ha tocado a mí hacer el post... :P Por cierto, también soy de la rama de publi, somos una plaga jejej :)

Möbius el Crononauta dijo...

Homer fue a protestar porque no quedaban chocolatinas y acabó conmás manzanas de las que pudo soñar.

Moraleja: residencia de lujo que nos dice, ¡cuidado con lo que deseas!

Saludos

Señorita Puri dijo...

Todo comenzó dos meses antes, en un invernadero de ardientes techos de plástico en Almería, donde un grupo de manzanas Golden soñaban con salir de allí y ver mundo. Convertirse en la estrella de una peli de Disney, de un anuncio de perfumes, o de un cuadro de Magritte. Un día una de ellas dejó a sus amigas plantadas, me voy a Francia, dijo, me harán la cirugía, seré eternamente joven, guapa y deseada.

Hoy, algunas de aquellas olvidadas manzanas que echaron raíces en Murcia, sonríen maliciosas al conocer el cruel destino que deparó a su compañera.
Qué mala es la envidia.

saroide dijo...

*Möbius. Aaaaah, la idea de Homer con una manzana es, es, horrible jajja. Supera a mi peor imagen mental del momento: Falete comiendo caracoles.

*Srta. Puri, chapeau. Tus comentarios ya son la cara B de mi blog, una maravillosa rareza. ¡Gracias!

Juan Maria dijo...

¡¡UN VOTO POR LOS PRODUCTOS NATURALES!!
Aunque ahora que lo pienso, se me acaba de ocurrir un nuevo negocio a explotar.
Maquinas vending de

Juan Maria dijo...

.... productos naturales.
¡Nada de polvos CHUNGOS!
BSOS

saroide dijo...

eso es justo lo siniestro, Juanma jjejej: que las máquinas vendan productos "naturales". ¡Bs!

ordago13 dijo...

sara¡¡

gracias por tu comentario "canciones antiguas"
1) puedes sugerirme ideas para programas o canciones que quieres que aparezcan
2) si quieres que te encuentre alguna cancion olvidada de la que solo sabes el titulo o parte del estribillo dimela lo mismo la se buscar.
3) escucha mis programas antiguos todos son en ingles y con canciones de esas que llamas "antiguas"

te pondre en mi lista de blogs¡¡¡
gracias

Señorita Puri dijo...

Fue muy famosa la película "Florette y un Señor de Murcia".

saroide dijo...

*Órdago 13, a las canciones que pones las llamo "antiguas" :P porque había antes un comentario de no sé quién diciendo que por qué en tu programa sólo ponías canciones antiguas. Ya le vale. ¡Para mí son clásicos! Te seguiré escuchando, de verdad que me encantó el programa, lo recomiendo a todos: http://republicalibertariadelastortugas.blogspot.com/ .
*Puri: ¡estás sembrá! jajajjajaj.

Mon dijo...

A pesar de ser yo quien la devora con fruición a diario, a pesar de vuestras criticas, me ha encantado la entrada... :-)

Si Luis Piedrahita es el rey de las pequeñas cosas, ya sabemos quien es la reina...

Ahi lo dejo.

saroide dijo...

Sí, Mon, eres el único a quien veo devorar a la manzanita recauchutada a la hora de la merienda. Eso es valor: date dos vueltas al ruedo con las dos orejas y el rabo (de la manzana). ¡Gracias por tu comentario!