domingo, 1 de febrero de 2009

En lata

Pedro llevaba sólo unos meses trabajando en la fábrica de conservas en lata. Boquerón, boquerón, sardina, sardina. La cadena de montaje era un lugar maquinal y triste, donde nadie hablaba con nadie, y prevalecía una concentración absoluta sólo interrumpida por los estridentes sonidos que, de cuando en cuando, llegaban del ala derecha de la fábrica. Una misteriosa división de la factoría separada por una gruesa puerta con un letrero de NO PASAR. El lugar donde, se rumoreaba por los pasillos en los descansos, se creaban las famosas “risas enlatadas” de las series de televisión norteamericanas.

26 comentarios:

Arwen Anne dijo...

curiosa entrada con muchas lecturas, me encanta

gracias

besos

marguis dijo...

"Tiempos modernos", risas y sardinas.

:)

El chache dijo...

Asi que era ahi donde las fabricaban... me imaginaba que seria por algun sitio asi.
Un saludete

Loverfriend dijo...

"Boquerón, boquerón, sardina, sardina". Muy bueno. En la "misteriosa división" debe de ser: ¡chitón!, ¡chitón!, rutina, rutina. Por mi parte, entre mejillón y mejillón no puedo dejar de pensar en la vecina.

Happy Sunday! (Es un decir).

yotelocorto dijo...

¿Te diste cuenta? al otro lado habia una habitacion oscura donde encierran a los niños que dan la lata.

Arwen dijo...

Buena entrada...hay tambien frabicaran las sonrisas de botox de la Kidman?? besazossss

Serafina dijo...

Dile de mi parte a Pedro que enjuague bien los berberechos, que luego con la arenilla no hay quien se los coma.

Un besazo!!

saroide dijo...

*Arwen Anne: ¡Gracias a ti por leerla! :)

*Marguis: qué bien volver a verte. Es verdad, el prota podría ser un Chaplin de hoy, enlatando sardinas y mandado por un jefe besugo. Con Chaplin al menos la cosa tendría gracia (ay, adoro esa peli)...

*Chache: ni lo dudes, ahí es donde las fabrican, tengo mis fuentes :P

*Loverfriend: feliz domingo, y si abres unas sardinas en lata, tómalas a la salud de una servidora. ¡Un abrazo!

*Yo te lo corto: jajajja, en efecto, podría ser otra división del negocio :).

*Arwen: ya te digo, con tanto botox la cara de la Kidman sí que parece en conserva, en salmuera o algo, ¡ya no distingo cuándo está triste o alegre, siempre tiene la sonrisa estirá!

*Serafina: ¡secundo tu moción de los berberechos! Se lo diré a Pedro de tu parte, a ver qué podemos hacer. Creo que por ahí tengo el móvil, en alguna parte...

Y una vez más, gracias a todos por los comentarios. Le dan mucha vidilla a esto, no sería lo mismo escribir sin luego leeros.

Anónimo dijo...

Cómo transportarán las risas hasta la fábrica?
Se podía volcar alguna vez un camión por algún sitio de España (o del mundo) verdad?
David"Gulus"

Fernando Manero dijo...

Magnífica entrada que sugiere realidades asociadas entre sí. Muy buena la referencia al trabajo en serie, repetitivo, tedioso... el mismo que nos lleva a soportar la previsibilidad y la falta de talento de los que fabrican por encargo cosas que hagan reir sin ser graciosas.

saroide dijo...

*David "gulus": jejej, ojalá se volcara el camión de las risas y escaparan algunas por la carretera, para que la noticia del día fuera, en lugar de la crisis, que cientos, miles de personas no hayan parado de reírse (que falta hace).

*Fernando: gracias por tu atenta lectura, no se te ha escapado un matiz.

Alí Reyes H. dijo...

Soy tan ingnorante que no sé interpretar lo que quisistes decir con ese pequeño relato.

Lo único que me quedó fue la tristeza y el aire de autómatas de las personas que trabajan allí

David Carrascosa dijo...

Vaya Sara, no te creas que cualquiera me hace reir con una "tonteria". Muy bueno eso de centrar el climaz de este pequeño texto en el NO PASAR para después... jaja.

Espero que tengas una muy buena semana. Besos!!!

saroide dijo...

*Alí: ya quisiera yo tu "ignorancia", con la mirada tan lúcida que tienes y lo que aprendo en tu blog. Pues el relato no es más que un divertimento ligero, un juego que parte de la infantil pregunta "¿y cómo se hacen las risas enlatadas?"; pero, como decía Fernando, sí que quise, en un segundo nivel, dar a entender que la cultura que nos venden también es "en lata". Pero es un minijuego sutil y no sé si se entiende bien, quizá no...
Un abrazooo.

*David: buena semana a ti también, ¡cómo me alegra haberte sacado una sonrisa! :)

Luis Carlos dijo...

Saroide:
Siempre con tus sorpresas. Imagino que en èsa secciòn a la que sòlo puede ingresar personal autorizado", algunas risas, por no decir que todas, seguramente serán generadas por gargantas estranguladas. Unas màs apretadas que otras: Jaja-Jeje-Jiji-Jojo-Juju....y !Aghhhhhhhhh¡
Un beso guapa y olè

Luis Carlos

saroide dijo...

Hola Luis Carlos:
en efecto, deben de ser unas risitas ahogadas y bajo amenaza constante de despido, no me gustaría a mí trabajar en una división como esa jejeje. :) ¡Gracias por venir!

ordago13 dijo...

yo seria claramente un berberecho¡¡¡

besazos

saroide dijo...

jejee, y yo un "verberecho", con mucho verbo y verborrea, vaya :)

Señorita Puri dijo...

En la oficina del Director, situada en un primer piso que se yergue sobre la nave principal, desde donde vigila al personal a través de una enorme cristalera, se aprecia colgado en la pared, un pez de goma sobre un trozo de madera, cual trofeo de caza,igualito que el de Tony Soprano y que, al pulsarlo, canta alegremente

-Es una laaataa, el trabajaaar, todos los días te tienes que levantaaaaar



(y ahora viene una risa enlatada)

saroide dijo...

Puri: jajjajaa, después de tu surreal comentario viene una sonrisa sin enlatar, bien natural, sin conserva... y sin reservas.

Qué buena la situación. Y el pez, es de coniaaaaaaaaa. Me pondría uno en la mesa para emPEZar cada día con una sonrisa.

¿Lo hay en boquerón, que ocupa menos?

saroide dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Señorita Puri dijo...

Llega un tipo a un restaurante chino y ve en el menú "Carne de lata", y pregunta:
-Disculpe, ¿qué tipo de carne enlatada es? ¿Ternera, cordero, cerdo..?

Y dice el camarero chino todo sonriente:
-Si, calne de lata, señol.
-Ya, eso lo he leído, pero digo que qué tipo de carne es.

Y dice el chino
-Calne de lata. ¡De lata! ¡De la que col-le!

jajajajaja (chi-no pué ser!)

saroide dijo...

jajajaja, no me digas que también te molan los chistes malos, como a mí. Yo soy fansss, me río y la gente me mira como si estuviera loca-loca (bueno, vale, lo estoy un poco) jajajajja

Me he leído un la-to.

casi yo dijo...

Lo que me gusta de tus escritos es que en ellos el mundo tiene un mecanismo mucho más fácil y amable que en la realidad. Me recuerda a cómo me imaginaba yo la vida cuando iba al cole, y pensaba que en las guerras napoleónicas todos iban de punta en blanco, se lo pasaban pipa pegándose de cañonazos y se mataban de buen rollo, sin hacerse sangre.

Muy bonito, Sarita. Encantador

lobezno dijo...

Entre las posibles lecturas me quedo con la de que los jefes quieren disimular la risa que les produce ver a sus trabajadores, inventándose el rumor de que hay una división en la que fabrican risas para Hollywood (y que eso les sirva no dice mucho en favor de los obreros).

¡¡Y que no sea la última vez que me “das la lata” con tus comentarios!!

saroide dijo...

Casi Yo: tu comentario SÍ que es encantador, me ha emocionaoooo. Y te he imaginado de pequeño soñando con "inofensivas" tropas napoleónicas, qué bonita imagen.

Lobezno: jajaja, esa interpretación sí que no la había pillado, pero fijo que es así. Los jerifantes de la fábrica riéndose de los empleados en plan: "que no les vamos a subir los sueldos jajajaj; que les quitamos el comedor de empresa jjujuju; que les hacemos un expediente de regulación de empleo jajajjaja". Ah, y un detalle importante es que lleven puros gordos y se tiren de los tirantes mientras se ríen. Tan triste que podría ser verdad...