sábado, 14 de febrero de 2009

Mecanismo

Juan trabajaba como mecánico en un taller, pero su verdadera pasión eran las letras. Con mucha paciencia y la ayuda de sus hábiles manos, logró juntar varias de ellas y crear un perfecto engranaje, una frase capaz de emitir un leve rugido, un brum brum de motor de cuatro tiempos, cuando lograba arrancarla.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

San Valentín te ha traido los ojillos en el título!!!
Quiero visitar ese taller, siempre he buscado los planos de ese mecanismo para lograr hacer rugir mi discurso. Rujo pero no siempre por como se colocan mis palabras jeje.
Gulus

saroide dijo...

Hola, David: jejjee, la cabecera nueva me la he autorregalado; llevaba tiempo queriendo poner los ojillos en la palabra "ojos", pidiéndoselo a mis amigos con photoshop; y digo, hala, lo hago yo misma en plan casero. Aunque igual más tarde tendré la versión profesional, espero. Es por darle un toque al blog, no deja de ser una plantilla estándar.

A mí también me gustaría visitar ese taller donde las palabras fluyen mágicas como engranajes que siempre funcionan.

¡Gracias por comentar, me encanta saber que hay alguien ahí!

Anónimo dijo...

Siempre es un placer hablar, escribir y ser escuchado o leido.
Ojalá no hubiera estado hoy por aqui, pero...jejej...las circunstancias
Un beso.
Gulus

Illystil dijo...

Ése es el sueño de todo mecánico de las palabras, construir una frase de fórmula uno, capaz con su fuerza de recorrer el mundo en un instante.

Un beso

Luis Carlos dijo...

Saroide:
Tu corazón de cuatro tiempos que me transmite alegrìa cuando te leo, y tu brum brum escrito en el taller en donde creas mecanismos alados para ir,venir y soñar, son los elementos que en esta oportunidad me han puesto a pensar que el Melquìades de Gabo, todo te lo aprendiò.
Un beso....y óle

Luis Carlos

El chache dijo...

Algo envidiable hacer un engranaje perfecto con palabras.
Un saludete

saroide dijo...

*David"Gulus": en fin... yo estaba anoche por aquí porque ando cansada y de bajón, no salí; al menos pude hacer una entrada. No hay mal que por bien no venga. Ánimo a ti también :)

*Illystil: ¡qué bonita imagen!

*Luis Carlos: no sé qué decir, qué bonito cumplido, GRACIAS. Yo te debo, como te puse en el blog, una relectura más detenida de tu última entrada, que está genial. ¡Prometido!

*Chache: Gracias por venir. Jo, cuando vi el otro día que tienes casi 100 seguidores de tu blog, le di aún más valor -si cabe- a tus visitas. ¡Eres un encanto!

Gracias a todos por comentar. Insisto en que le dais muchísima vida al blog. ¡Sois los mejores!

marguis dijo...

Me gustaría trabajar en ese taller y hacer uno de esos motores que suena como la risa de un niño directa hacia el corazón.

:)

marguis dijo...

Me gustaría trabajar en ese taller y hacer uno de esos motores que suena como la risa de un niño directa hacia el corazón.

:)

saroide dijo...

Marguis: qué monaaaa; pues sí, eso tiene que estar genial, no hay risa más contagiosa :)

David Carrascosa dijo...

Nada de extrañar, en lo que llevo pasando por este blog todo es posible. Lo que no sé es si la hizo diesel.

Besos

saroide dijo...

Hola David: me alegro de que no te sorprenda que te sorprenda el blog jejeej.

En cuanto al motor de letras, no sé si es diésel o gasolina; investigaré. Gracias por pasarte :)

Señorita Puri dijo...

Supongo que las traducciones las hará con un leve movimiento de su llave inglesa...

(ay, que me destornillo!)

saroide dijo...

Sñrta. Puri: jjajajajajajja, por supuesto que la llave inglesa es básica para traducir. ¡Es evidente! :P

casi yo dijo...

Más o menos copmo tú: quinientos caballos de potencia en solo siete líneas.

Guapísimo.

Fernando Manero dijo...

Mejor aún, consiguió elaborar un poema, de cuya belleza nadie se habia percatado hasta que consiguió darle forma con la fresa y el buril. No fue un poema fugaz, sino un texto hermoso, rotundo, fresco y, sobre todo, eterno. Estaba hecho en titanio, por lo que nada ni nadie podía arrebatárselo ni sería afectado por el óxido y la pátina del tiempo.

saroide dijo...

*Casi Yo: ¡gracias! Viniendo de ti, es un pedazo de cumplido. ¡YU-HU! :)

*Fernando: PRECIOSA continuación. Me encanta, en serio.

ordago13 dijo...

dos cosas sarita:

- casi me retratas, pq yo no soy mecanico pero sis oy juan y si me gustan las letras jajajaja

- la cabecera esta genial, me gusta más que la otra ¿la has hecho con photoshop? Tu blog mola pq al estar tan poco recargado vas directamente al texto que es lo unico que mirar y como es super-interesante pues te enganchas... por eso estas forrada de comentarios (y seguro que de visitas)

republica libertaria de las tortugas


republica libertaria de las tortugas

saroide dijo...

Hola Juan-Órdago, dos cosas:

- Me alegro de haberte retratado, al menos un poquito. Justo quería eso: reflejar a alguien con una sensibilidad especial, más bien particular jjejeje :).

- Gracias por tooooda la segunda parte del comentario, de verdad. La cabecera la he cambiado con el paint de Windows, poniendo los ojillos sobre la anterior jjajaja; espero que mis amigos photoshoperos me hagan la buena. Y como bien dices, se trata de poner una gracia sin recargar el blog. En cuanto a los comentarios, tengo suerte de tener lectores asiduos del blog, que además ponéis comentarios, participáis, es genial.

tipo dijo...

Acabo de terminar de checar el estilo del blog de las cosas minimas, está efectivo.
Tu haces que paresca fácil darle estilo a la letra, es como cuando llueve detrás de ti y ves al frio pasar...
el punto es que eres buena en lo que haces y me sigue piachando tu estilo.
Saludos¡¡

saroide dijo...

*Tipo: ¡gracias por tu comentario! La verdad, le tengo especial cariño a este texto, que quizá no fue tan bien comprendido como esperaba (no aquí, pero algún amigo me comentó que era un poco "raro"). Me gusta aquello de mezclar, fusionar, dos mundos: algo tan físico como un motor y algo tan abstracto como las letras.